La educación es un derecho que garantiza un futuro mejor para todos. No es un privilegio.
La educación obligatoria se paga con los impuestos de todos los contribuyentes, no con el dinero de los políticos.
Los padres y madres somos los primeros interesados en defender la igualdad de oportunidades de nuestros hijos e hijas.
Las madres y padres tenemos derecho a elegir el modelo que consideramos mejor para nuestros hijos e hijas sin que nos discriminen por ello.
Exigimos a nuestros políticos que se centren en los auténticos problemas de la educación en nuestro país, en lugar de atacar lo que funciona.

Firma el manifiesto

La información que nos
facilites no se hará pública
004742

Síguenos: